Hombre condenado a 400 años por error fue liberado y no guarda rencor

hombre-karibena
hombre-karibena

A veces situaciones inesperadas pueden condenar la vida de alguien sin que esa persona si quiera haga algo. Existen errores judiciales que pueden arruinar la vida de una persona inocente y obligarla a pagar una sentencia siendo inocentes.

Un ejemplo claro de ello es lo que le ocurrió a Sidney Holmes, un hombre de Estados Unidos que fue condenado a 400 años de prisión por un crimen que no cometió. De toda esa cantidad, pagó 34 años de su vida que nunca recuperará, luego de un error al sentenciar justicia.

Holmes fue liberado luego de que el estado de Florida, en una nueva investigación de su caso determinará que realmente él no cometió ningún robo a mano armada.

Un grave error

Sin embargo, por más dura que haya sido su vida durante más de tres décadas en prisión siendo inocente, salió sin ningún resentimiento de la cárcel. “Es abrumador. No puedo expresarlo con palabras. Con la fe cristiana que tengo, no puedo tener odio. Solo tengo que seguir moviéndome”, dijo Holmes, quien ahora tiene la edad de 57 años.

Todo empezó en 1988 cuando se le acusó de ser responsable del delito de de robo a mano armada en el condado de Broward, en Florida. Por más que se declaró inocente, el fiscal estatal lo condenó a esta gran cantidad de años tras las rejas. Fue finalmente al año siguiente que le dieron sentencia, la cual fue la mitad de la que solicitó el fiscal Peter Magrino, quien pidió 825 años para Holmes.

Temas relacionados hombre prisión
Karibeña