Violencia sin límites

¡Horror en Cusco! Pareja torturó y asesinó a su hija por dejar caer su celular

Una tragedia conmociona a la ciudad de Cusco luego de que una niña de dos años perdiera la vida a manos de su padrastro y madre adolescente por un motivo absurdo.

Pareja torturó y asesinó a su hija por dejar caer su celular.
Pareja torturó y asesinó a su hija por dejar caer su celular. (Foto: Composición Karibeña)

Una terrible tragedia sacude la ciudad de Cusco. Una pequeña de tan solo dos años fue víctima de un acto inhumano perpetrado por su padrastro y su madre adolescente. El crimen se desató luego de que la madre acudiera a la Divincri para denunciar la desaparición de la niña. Sin embargo, tras ser sometida a interrogatorio, confesó su complicidad en el asesinato de la pequeña.

Niña de dos años es asesinada por su padrastro y madre por dejar caer un celular

En una escena de horror que ha conmocionado a la ciudad de Cusco, una niña de apenas dos años perdió la vida a manos de su padrastro y su joven madre. 

El crimen se desató por un motivo absurdo: el padrastro, identificado como Carlos Orccosupa Rojas (21), habría reaccionado violentamente porque la niña dejó caer su celular al suelo. La madre, una adolescente de 17 años, inicialmente denunció la desaparición de la menor, pero más tarde confesó su participación en el atroz acto.

Según relatos policiales, "la mamá de la bebé, en compañía de una hermana de ella, vinieron a presentar una denuncia por desaparición de la menor de 2 años. Sin embargo, de acuerdo a lo que estaba viendo el pesquisa, el policía de investigación, notó unas situaciones extrañas que no 'cuadraban' en el tema de la denuncia. Logra convencer a la chica que diga la verdad y ella confiesa que el padrastro mató a la bebé de un par de patadas", detalló el jefe de la región policial, Julio César Becerra.

El brutal acto de violencia no se detuvo ahí. El padrastro propinó golpes devastadores a la niña y luego arrojó su cuerpo al río Huatanay. Sin embargo, la verdad salió a la luz cuando las autoridades capturaron al padrastro, quien esperaba fuera de la comisaría. Tras ser interrogado, confesó el crimen. El cuerpo de la pequeña fue encontrado envuelto en mantas y un costalillo, mostrando signos evidentes de tortura y abuso.

Un caso indignante

El comandante PNP Luis Cordero, jefe de la Divincri-Cusco, expresó su indignación ante el nivel de crueldad demostrado en el caso: "En mis años de policía nunca vi ese nivel de ensañamiento contra una pequeña, es indignante lo ocurrido".

El padrastro enfrenta ahora una detención preliminar de siete días por el delito de homicidio agravado, mientras que la madre adolescente está siendo investigada para determinar su grado de responsabilidad en el crimen. Este trágico suceso ha puesto de manifiesto la necesidad de tomar medidas urgentes para combatir la violencia familiar y garantizar la protección de los niños más vulnerables.

Esta terrible noticia nos recuerda la importancia de estar atentos a las señales de maltrato y abuso en nuestro entorno, y de denunciar cualquier situación sospechosa a las autoridades correspondientes. No podemos permitir que casos como este queden impunes y que más inocentes sufran las consecuencias de la violencia desenfrenada.

Karibeña