Perrito rescatado cumple sueño de tener una familia: su salvadora lo adoptó

perrito-rescatado-karibena
perrito-rescatado-karibena

Kaley Carlyle, una joven que por más de 10 años se ha dedicado al rescate independiente de animales, pero alega nunca había visto un can como el de esta historia. Realmente nosotros tampoco habíamos sabido de un sabueso similar.

La joven supo de la vida del can por medio de un desconocido que se puso en contacto con ella para pedirle ayuda. El hombre tenía en su poder a un perrito diferente y quería saber si la chica podría criarlo.

También puedes ver: Bombardeos rusos acaban con 21 clínicas ucranianas

Como diferentes oportunidades, la joven no pudo negarse y pensó en rescatarlo para después darlo en adopción, pero el peludo se robó su corazón.

La primera vez que lo vio quedó sorprendida, jamás había visto a un can con los ojos tan pequeños. Pero no era solo eso, sino que su boca y dientes eran más grandes de lo común. Kaliey ha ayudado a peludos de diferentes razas y mezclas, pero nunca a uno como que tenía entre sus brazos.

Movida por la inocencia del cachorro, la joven decidió protegerlo como un verdadero hijo y lo llamó Chupacabra por su parecido con esa criatura misteriosa y tradicional de la cultura mexicana.

También te puede interesar: “Pagarle 4 mil soles para que baile como un hue...”, Lucía 'chanca' a show de Gino Assereto

El perrito no tiene casi pelaje y sus orejas se mantienen constantemente curvadas, pero lo más singular del animal es su sonrisa. Su boca y dientes son tan grandes que sobresalen a simple vista y da la impresión de que Chupei está siempre sonriendo.

Esa particularidad ha robado el corazón de Kaliey, quien no duda que el perrito realmente sonría en los momentos en que está verdaderamente feliz.

Preocupada porque el aspecto del perrito guardara detrás algún tipo de problema de salud, Kaliey lo llevó a consulta con el veterinario.

Mira también: Hombre se suicida luego de que envenenaran a sus perros

Temas relacionados adoptó Perrito rescatado
Karibeña